Hable con un sabio

Tuve un sueño, un sueño tan extraordinario que sentí que era la realidad, vi alguien sentado debajo de un arbol, lo vi tan sereno, tan tranquilo que esa paz automáticamente se hizo también parte de mi.

Me acerque y vi que solo miraba al horizonte, a un atardecer mágico., vestía una ropa muy holgada, muy cómoda para mi gusto. Le pregunte -¿disculpe, que lugar es este? , el sin voltear a verme me respondió, -Este lugar es todos lados, Yo no puede entender lo que me decía, pero antes de que pudiera decir algo el siguió, -Este lugar lo puedes encontrar en cualquier lado, he notado, que te llenaste de paz al estar aquí, este sitio tu lo puedes encontrar a cualquier hora y en cualquier sitio, ya que es parte de ti. Se me hizo genial la idea de ver este sitio cuando quisiera y sentir esa paz que tenia en ese momento.

Note que estaba obscureciendo y el comente -¿Se va a quedar en este sitio?, ¿No le da miedo la oscuridad? Se rio levemente y contesto- Por supuesto que me da miedo la oscuridad, uno no sabe que encontrara ya que tenemos la incertidumbre de no ver nada pero... si no estamos en la oscuridad no podemos apreciar ese hermoso lado. cuando termino de hablar empezó a brillar la luna, alumbro todo el paisaje, empezaron a salir algunos luciernagas y los sonidos de la noche empezaron a notarse mas. -Hasta en los momentos mas oscuros de la vida puedes apreciar cosas que no habías visto, y  como el día, la noche es parte, si noche no hay día y viceversa, ¿Como te preparas para la noche? ¿las disfrutas?.

Luego recogí una flor, muy hermosa su color era tornasol, pero empezó a marchitarse y se esfumo en polvo. El sabio noto mi tristeza por perder esa flor,-¿Porque te pones triste? solo perdiste una flor, se que era muy bella para ti, pero no por eso pierdas todo el jardín, hay otras flores que quieren que estés ahí, y hay otras que ni siquiera conoces formas y colores. 

Con esas palabras note que hacia referencia a las personas que están a nuestro al rededor, familiares, amigos, pareja. No sabemos cuanto tiempo podremos tenerlos pero solo es un ciclo como el día y la noche.

Cada cosa que me mostraba el sabio era una metáfora de la vida misma, me mostró que el movimiento es necesario para la creación, y la referencia que uso para esto fue un rio, un rio lleno de flora y fauna, agua cristalina y por el otro lado con agua estancada. En la vida hay que estar moviéndose, aprendiendo cosas nuevas, haciendo ejercicio, ayudando a los demás, ya que si no lo haces quedaras estancado y si pasa eso crea un surco para que el agua fluya y crear tu rio.

Y me dijo 5 puntos para una vida plena.

1- Disfruta y ríe de todo, si tienes problemas, no te los tomes tan enserió, verlo con humor te ayudara a resolver los problemas.

2- Sigue aprendiendo, Esto expandirá tu molde, ya que si tienes un molde pequeño, al verter agua esta se derrama, mejor expande tu molde para verte mas agua de la sabiduría. 

3- Busca este lugar cuando te sientas agobiado 

4- Si no te gusta algo, cambiate a ti. La vida es así ¿que vas a ser tu al respecto de ello? 

5- Haz las cosas, si tienes miedo, no importa hazlas con miedo, por paradójico que sea, cuando te animas a iniciar algo ese miedo desaparecerá y disfrutaras del nuevo viaje.

Por ultimo le pregunte -¿Como te llamas?

-Me dicen El Tiempo

 Autor. Fernando García Caloca

Publicar un comentario

0 Comentarios

Hable con un sabio